Microbiota Lactagest 60 cápsulas

Microbiota Lactagest 60 cápsulas

22,68 €

Apoyo en la prevención de infecciones y otros problemas en la madre gestante y lactante, así como en el niño.

 

Complejo de probióticos, vitaminas y oligoelementos para la prevención de trastornos infecciosos y de otro tipo, tanto en la madre como en el niño, así como en el período de gestación como durante la lactancia.

Potencia el sistema inmunológico, evita los eczemas en los bebés, favorece la absorción de minerales, colabora en la salud intestinal, evita que se produzcan malformación en el niño, ayuda a evitar las náuseas y vómitos en el embarazo, y los cólicos del lactante; y minimiza el asma y las alergias, así como la aparición de enfermedades autoinmunes. Por otro lado, se aportan las vitaminas y minerales necesarios para conseguir un embarazo, parto y lactancia sin problemas.

COMPLEJO DE VITAMINAS DEL GRUPO B

Las vitaminas del grupo B se aportan en una forma especialmente asimilable en forma de levadura de cerveza. Una de las principales funciones de las vitaminas del grupo B es ayudar al cuerpo a convertir los alimentos en combustible, lo que garantiza un flujo constante de energía.

Las vitaminas del grupo B ayudan al cuerpo a metabolizar las proteínas y las grasas, y también son necesarias para el crecimiento y el desarrollo de las células sanguíneas sanas. Además, ayudan a la función del sistema nerivoso correctamente y contribuyen al desarrollo del cerebro.

El ácido fólico es particularmente importante para las mujeres embarazadas, ya que protege frente a los defectos del tubo neural en los recién nacidos. Niveles bajos de ácido fólico en las madres se ha asociado con alteraciones en el crecimiento fetal, parto prematuro y bajo peso en el recién nacido.

La deficiencia de vitamina B12 materna también se asocia con defectos del tubo neural y otros problemas neurológicos en los recién nacidos.

BISGLICINATO DE ZINC

El zin es un mineral esencial, importante para numerosas funciones biológicas, como la síntesis de las proteínas, la división celular y el metabolismo de los ácidos nucleicos. Aunque no es frecuente que se produzca en el ser humano una carencia grave de zinc, sí que puede ocurrir que se dé la situación de una carencia leve o moderada, en especial en poblaciones con un consumo bajo de alimentos de origen animal ricos en zinc y un consumo elevado de alimentos ricos en fitatos, que inhibe la absorción del zinc.

Se estima que más del 80% de las embarazadas recibe un aporte insuficiente de zinc. Se ha observado que la carencia de zinc en la madre puede poner en peligro el desarrollo del feto y ocasionar problemas en el parto.

La baja concentración plasmática de zinc reduce su transporte placentario y puede afectar al suministro de zinc del feto. La carencia de zinc también altera los niveles circulantes de una serie de hormonas relacionadas con el inicio del parto.

Por otro lado, como el zinc es esencial para el funcionamiento normal del sistema inmunitario, su carencia puede contribuir a que se produzcan infecciones sistémicas e intrauterinas, dos de las principales causas de parto prematuro. La insuficiencia ponderal al nacer y la prematuridad son factores de riesgo importantes en la morbilidad y la mortalidad del recién nacido y de los niños menores de un año. Existe la hipótesis de que los suplementos de zinc podrían mejorar los resultados del embarazo de la madre y el recién nacido. Se aporta en forma de bisglicinato, muy asimilable.

LEVADURA ENRIQUECIDA CON SELENIO

El selenio es aportado en forma asimilada a levaduras que es mucho más biodisponible. El selenio es importante para la fertilidad ya que el cuerpo lo utiliza para la creación de selenio-proteínas. Estas proteínas ejercen una protección frente a radicales libres, lo que ayuda a prevenir la rotura de cromosomas, que es causante de algunos defectos de nacimiento, abortos involuntarios y preclamsia. Es fundamental para el tiroides: las seleno-proteínas es un componente principal para que el cuerpo sea capaz de crear y utilizar las hormonas tiroideas.

Estas moléculas, a parte de los efectos sobre la fertilidad, regulan la producción de hormonas que ayudan a la conversión de la tiroxina (T4) en triyodotironina (T3) y protege a los tejidos del tiroides contra el estrés oxidativo. Aparte de favorecer la producción, también es fundamental en la regulación de los niveles hormonales del tiroides. Es importantes que la función tiroidea sea correcta para que el embarazo ocurra sin incidencias.

MAGNESIO MARINO

El magnesio de origen marino es altamente biodisponible y totalmente natural. Entre las dolencias típicas de la falta de magnesio podemos encontrar: estreñimiento, dolor lubar, dolor ciático, calambres en las extremidades, astenia, nerviosismo, insomnio, náuseas y/o vómitos que van más allá del tercer mes gestacional, umucho movimiento por parte del bebé y contracciones antes del parto. Muchos de estos trastornos suelen ocurrir durante el embarazo y el magnesio puede minimizarlos.

FUCUS (Fucus vesiculosus)

El yodo se aporta en una forma totalmente natural, a partir de un extracto de algas (Fucus vesiculosus) que aporta una cantidad estandarizada, con el fin de conseguir el aporte diario necesario para una mujer embarazada.

El yodo es un nutriente necesario para la salud y el desarrollo de la persona en cualquier etapa de la vida, pero especialmente durante el embarazo. El yodo es esencial para el desarrollo cerebral del bebé.

Es necesario para el metabolismo adecuado de las células, es decir, para el proceso de conversión de los alimentos en energía. Las personas necesitamos el yodo para un buen funcionamiento del tiroides y para la producción de las hormonas tiroideas. Además, juega un papel fundamental en el crecimiento y desarrollo de todos los órganos, especialmente del cerebro.

La deficiencia de yodo provoca hipotiroidismo. Esta deficiencia afecta con más frecuencia a las mujeres que a los hombres, y es más común en mujeres embarazadas. El hipotiroidismo materno puede provocar abortos e incluso problemas de aprendizaje en niños nacidos de mujeres con hipertiroideas no tratadas.

La yodo deficiencia puede afectar también al desarrollo de otros órganos y ser responsable de retrasos de crecimiento intrauterino, hipoacusia permanente y defectos congénitos varios, que aumentan la posibilidad de morbimortalidad perinatal e infantil.

Como la ingesta insuficiente de yodo en niños pequeños también puede afectar al desarrollo del cerebro, hay que garantizar también un aporte suficiente de este nutriente a la madre lactante.

BISGLICINATO FERROSO

El aporte de hierro en forma de bisglicinato (una molécula de hierro unida a dos de glicina) garantiza la biodisponibilidad más alta conseguida hasta la fecha y la ausencia de efectos digestivos indeseables. Este aporte reduce el riesgo de anemia, ya que en el embarazo aumenta mucho la necesidad orgánica de hierro, y puede ser que no se aporte todo lo necesario en la alimentación.

VITAMINA C Y BETA-CAROTENOS

La vitamina C y los beta-carotenos, además de proteger los ingredientes de la fórmula contra oxidaciones, aportan potencial antioxidante, beneficioso en el embarazo y lactancia.

MEZCLA DE PROBIÓTICOS

Por último, se aporta en este complejo natural un conjunto de 6 probióticos especialmente favorables en el embarazo y lactancia. Éstos previenen durante ambos períodos las erupciones y eczemas en el niño, potencian el sistema inmunológico, aumentan la eficacia de la leche materna en la lucha contra los patógenos, aumentan la absorción de minerales tan importantes como el hierro, el calcio o el zinc, potencian la síntesis de ácidos grasos de cadena corta que son una gran apoyo en la salud intestinal, regenerando la mucosa, disminuyen el riesgo de diabetes tipo I en el niño y la preeclamsia (hipertensión arterial, que puede ser de carácter grave), regulan el funcionamiento digestivo, disminuyen las infecciones gastrointestinales y respiratorias, disminuyen las náuseas y vómitos en el embarazo, ayudan a evitar el cólico en bebés, disminuyen el riesgo de enfermedades autoinmunes como la artritis, esclerosis o diabetes tipo I, y disminuyen las alergias y el asma.

Composición

Composición por cápsula: SIMAGTM 55 (magnesio procedente de agua marina, ≥55% magnesio), 200 mg; fucus extracto seco (Fucus vesiculosus L., talo, 0,05% yodo), 140 mg; complejo de vitaminas B (B1 (tiamina clorhidrato) 51.000 ppm, B2 (riboflavina) 6.100 ppm, niacina (nicotinamida) 68.000 ppm, B5 (D-pantotenato cálcico) 25.400 ppm, B6 (piridoxina clorhidrato) 6.700 ppm, D-biotina 220 ppm, ácido fólico 900 ppm, B12 (cianocobalamina) 11 ppm) en levadura de cerveza, 112,5 mg; mezcla de probióticos Lactagest* (2,5x1010 UFC/g), 50 mg; bisglicinato de hierro (20-23% hierro), 50 mg; bisglicinato de zinc (10% zinc), 50 mg; L-ascorbato cálcico (82,64% vitamina C), 40 mg; Actilight® 950P (Fructo-oligosacáridos (FOS)), 30 mg; levadura enriquecida con selenio (1.000 ppm selenio), 20 mg; beta-caroteno 10%, 2 mg. Excipiente tecnológico: estearato de magnesio (antiaglomerante), c.s. Envoltura: polisacárido de origen vegetal (pululano). No contiene gluten, ni almidón, ni transgénicos, ni colorantes. Apta para vegetarianos, diabéticos y pacientes con dietas restrictivas.


*Mezcla de probióticos Lactagest: agente de carga (maltodextrina de maíz) 73-95%, probióticos (Bifidobacterium animalis spp lactis LMG 18314, Lactobacillus acidophilus LMG 8151, Lactobacillus casei LMG 6904, Lactobacillus plantarum LMG 26655, Lactobacillus reuteri LMG 9213, Lactobacillus rhamnosus LMG 25626) 5-27%. Cada cepa bacteriana 4,2x109 UFC/g. Suma total: 2,5x1010 UFC/g.

Modo de empleo

Tomar de 1 cápsula dos veces al día, durante el embarazo y la lactancia, o según indicación de un especialista.


Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. No superar la dosis diaria expresamente recomendada. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños. Un consumo excesivo puede causar malestar intestinal. Evitar el consumo junto con medicamentos y otros complementos alimenticios a base de fibra.

Presentación
Cantidad
Indicaciones
Infecciones en general
Áreas


Hombre
Mujer
Sistema
Sistema Inmunitario
Plantas / Componentes
Fructoligosacáridos - FOS
Fucus
Vitamina B1 (Tiamina)
Vitamina B2 (Riboflavina)
Vitamina B3( Niacina)
Vitamina B6
Vitamina B12
Zinc
4017
No reviews

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:

Producto añadido a wishlist
Producto añadido para comparar.