Aceite de Onagra de Equisalud, 120...

Aceite de Onagra de Equisalud, 120 perlas

28,51 €

Aceite de Onagra de Equisalud es un complemento alimenticio que ayuda a reducir los sofocos, la osteoporosis y el síndrome premenstrual. Este producto contiene 1000 miligramos de aceite de onagra en cada cápsula y 120 perlas en total.  

 

Sofocos, osteoporosis, síndrome premenstrual. Artritis. Dermatitis. Protector cardiovascular. Mejora la función cerebral. Cabello, uñas y piel saludable. Protector de estómago e intestinos. Alergias. Ojo seco.

Son muchas las acciones y los trastornos que puede mejorar el aporte de aceite de onagra. Actúa como buen regulador hormonal, antiinflamatorio y para conseguir un buen sistema inmune y cardiovascular. En enfermedades de la piel, favorece una piel hidratada y saludable. Eficaz en dermatitis atópica.
Como regulador de las hormonas que es, actúa mejorando el síndrome premenstrual, los sofocos de la menopausia, dolor de las mamas, endometriosis, osteoporosis, quistes en ovarios, mastopatía fibroquística, impotencia masculina. Regula la homeostasis de la sangre y la coagulación. Se usa en el déficit de atención, Alzheimer, depresión, esclerosis múltiple. Para perder peso. Es recomendable frente a la caída del pelo. Favorece una piel más suave e hidratada y unas uñas saludables. De ayuda en artritis reumatoidea. Baja el colesterol, es antiateromatoso y regula la tensión arterial. En diabetes ayuda a evitar los síntomas (retinopatía). Protector de la pared del estómago e intestinos (úlceras, enfermedades inflamatorias intestinales). Recomendado ante las alergias. También se ha demostrado que mejora el “ojo seco”.

Contiene un 10% de GLA. Es una fuente rica en ácido gamma-linolénico (GLA) y ácido linoleico, un ácido esencial poliinsaturado. Los ácidos grasos esenciales tienen muchos efectos beneficiosos en el organismo e influyen en la producción hormonal y en la salud inmunitaria y cardiovascular. Se han asociado las deficiencias en varios de estos ácidos grasos con desequilibrios hormonales y enfermedades degenerativas. Los ácidos grasos mantienen la estructura y la función de la membrana celular. El transporte, degradación y eliminación del colesterol del organismo está regulado por los ácidos grasos esenciales. Además, las prostaglandinas, sustancias parecidas a las hormonas del organismo, son influidas por ácidos grasos omega-3 y omega-6 a través de una serie de reacciones dependientes de enzimas. Este aceite es muy rico en ácidos grasos esenciales poliinsaturados: ácido linoleico (70%) y ácido gamma-linolénico (10%), ambos de la serie de ácidos omega-6, importantes precursores de diversos mediadores celulares indispensables para el correcto funcionamiento y estabilidad de las membranas de las células de nuestro organismo, el desarrollo del sistema nervioso, el hormonal y la regulación de los procesos de coagulación.
El aceite de onagra es una de las pocas fuentes naturales de gran riqueza en ácido gamma-linolénico (GLA). Este ácido graso esencial es el precursor de las prostaglandinas de tipo 1 (PGE1), implicadas en la regulación del sistema nervioso, cardiovascular, reproductor y en el estado de la piel. El GLA ha demostrado su eficacia sobre el buen estado de la piel y como regulador hormonal femenino, contribuyendo a la regulación del ciclo menstrual y a reducir los síntomas de la menopausia y síndrome premenstrual.
El aceite de onagra está compuesto por ácido oleico, linoleico, alfa-linoleico, beta-linoleico, gamma-linolénico, esteárico, aspártico, glutamínico, palmítico (semillas) cafeico, elágico y p-cumárico.
Aminoácidos: arginina, cistina, fenilalanina, glicina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, prolina, lisina, treonina, tirosina, valina. Vitaminas: ácido ascórbico (vitamina C), fibra, minerales: potasio, magnesio, manganeso, amoniaco, cobre, boro, hierro, zinc, calcio, fósforo.
Es precursor de los eicosanoides (prostaglandinas, tromboxanos, leucotrienos e hidroxiácidos), compuestos que regulan varios procesos biológicos durante toda nuestra vida. Además, contiene en menor proporción ácido oleico (ácido graso monoinsaturado).
Los ácidos grasos esenciales, al no poder ser sintetizados por nuestro organismo, deben incorporarse con la dieta.
El ácido gamma-linolénico contribuye a la fabricación de prostaglandina E1, una especie de hormona que reduce los procesos inflamatorios. Esta propiedad resulta muy útil en el tratamiento de los síntomas negativos del síndrome premenstrual. La tensión mamaria, hinchazón, irritabilidad o retención de líquidos son algunos de sus síntomas.
La utilización del aceite de onagra puede ser útil para solucionar ciertos problemas de infertilidad relacionados con problemas hormonales de la mujer. Su uso puede resultar efectivo en la reducción de los quistes de ovario y en la inflamación del tejido del útero, que es responsable de la endometriosis que produce, entre otros síntomas, el sangrado excesivo durante la menstruación. El aceite de esta planta reduce las inflamaciones mamarias, evitando o reduciendo la formación de bultos benignos en las mamas (mastopatía fibroquística) y quitando los dolores de las mamas (mastalgias). Por su capacidad para mejorar la circulación, puede ser utilizado en caso de impotencia relacionada con una falta de riego sanguíneo en el pene. Ayuda a perder peso. Por su capacidad para mejorar la circulación, puede ser utilizado en caso de caída del cabello relacionada con una falta de riego sanguíneo en el folículo piloso. Puede resultar eficaz en la esclerosis múltiple porque actúa estimulando los linfocitos T (células de nuestro sistema de defensas). Además, detiene el agregado de plaquetas (la formación de coágulos), refuerza los vasos sanguíneos, regula y normaliza las conducciones nerviosas. Por sus propiedades antiinflamatorias es útil para el tratamiento de la artritis reumatoide. Contribuye a reducir los niveles de colesterol, impide la formación de coágulos y reduce la hipertensión por su acción vasodilatadora. Asimismo, previene la formación de trombos, y por tanto contribuye a un menor riesgo de trombosis. Como apoyo en el tratamiento de la diabetes. Por una parte, este aceite ayuda a mantener estables los niveles de insulina. Y por otra, previene los efectos secundarios que esta enfermedad proporciona en el sistema nervioso de algunos pacientes, entre los que se encuentran una sensación general de hormigueo o el entumecimiento de los miembros. Su uso en laboratorio con ratones ha demostrado cómo era capaz de evitar problemas de visión por retinopatías o aterosclerosis producidas por el exceso de azúcar en la sangre. La onagra protege las mucosas digestivas por lo que resulta un buen aliado para proteger el estómago. También parece ser que ejerce una función positiva al aliviar los efectos negativos del síndrome de abstinencia del alcoholismo. Por otra parte, se ha comprobado que su uso protege al hígado contra los efectos negativos del alcohol. Igualmente se ha visto como el aceite de onagra puede ser útil en el tratamiento de enfermedades inflamatorias digestivas como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa por su capacidad para inhibir las prostaglandinas responsables de los procesos inflamatorias. Su uso previene la aparición de las alergias respiratorias y reduce sus síntomas como los estornudos y el lagrimeo. Se ha comprobado que su uso resulta adecuado para controlar el exceso de producción de saliva o de lágrimas. Teniendo en cuenta la importancia del omega-6 en el buen funcionamiento de las neuronas y de las transmisiones químicas, así como sus propiedades antiinflamatorias, hay que destacar la importancia de este tipo de aceites en la prevención o tratamiento de enfermedades como el Alzheimer, la depresión o la esclerosis múltiple. Se ha usado en la osteoporosis, en el trastorno de déficit de atención, dermatitis atópica y sofocos de la menopausia. En la claudicación intermitente, en el síndrome de intestino irritable y en la enfermedad de Raynaud.
Tiene actividad en alivio sintomático del prurito en afecciones agudas o crónicas de la piel que cursen con sequedad. En eczemas, psoriasis, acné.
El aceite de onagra, como fuente del ácido gamma-linolénico, presenta interés tanto preventivo como curativo para evitar la aparición de los síntomas premenstruales (irritabilidad, depresión, sensación de hinchazón, acné, senos dolorosos, jaquecas y otros), en casos de dermatitis de origen alérgico (eczema atópico), dolores articulares (artritis reumatoide) y en estados hipertensivos. Además, algunos estudios sugieren que la administración de aceite de onagra como complemento dietético puede resultar beneficiosa en enfermos aquejados de esclerosis múltiple, neuropatía diabética y esquizofrenia. La experiencia clínica pone de manifiesto la eficacia del aceite de onagra en pacientes con eczema atópico.
Un estudio aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo con 76 mujeres portadoras de lentes de contacto blandas tratadas durante 6 meses con aceite de onagra o placebo (aceite de oliva) para evaluar los efectos del tratamiento oral en los síntomas subjetivos del ojo seco, evidenció que la administración oral de aceite de onagra produce un alivio de los síntomas de sequedad ocular y mejora la comodidad global de los lentes.

Indicaciones
Alzheimer
Colesterol
Dermatitis seborreica
Áreas
Hombre
Mujer
Sistema
Sistema Circulatorio y Cardiovascular
Sistema Dermatológico
Sistema Hormonal y Endocrino
Sistema Inmunitario
Plantas / Componentes
Onagra
307
No reviews

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:

Producto añadido a wishlist
Producto añadido para comparar.