Holomega Inmuno-Betaglucanos 1,3 Fermentados de Equiaslud, 50 cápsulas

Holomega Inmuno-Betaglucanos 1,3 Fermentados de Equiaslud, 50 cápsulas

28,86 €
Natursanix S.L.U Reviews with ekomi.es

Potente modulacion y eficacia del sistema defensivo.

 

Estimula las células del sistema inmunológico de forma natural, modulando su acción contra intrusos.

Hay una serie de factores pueden afectar a la fortaleza y balance adecuado del sistema inmune.

Estos son: la alimentación, el ejercicio exagerado, el sueño, el estrés, la higiene y el envejecimiento.

El sistema inmunológico ayuda a proteger el cuerpo en dos niveles por medio de su primera y segunda línea de defensa. Su primera línea de defensa contra los invasores externos es conocida como su sistema inmune innato.

Este sistema es rápido y no específico:

                    Los glóbulos blancos circulan en el torrente sanguíneo como su primera línea de defensa contra invasores.

                    Consiste en muchas barreras físicas como la piel y las membranas mucosas, barreras químicas, como los entornos ácidos y enzimas que destruyen a los invasores.

                    Incluye los glóbulos blancos que son asesinos naturales (NK) que se enfocan de manera efectiva y matan a las células invasoras.

                    Tiene fagocitos (glóbulos blancos) que producen proteínas químicas de señalización llamadas citocinas y quimiocinas.

                    Reconoce patrones moleculares vinculados a patógenos, o estructuras comunes que aparecen en levaduras, bacterias y patógenos (el betaglucano 1,3 es uno de esos patrones).

                    Produce una inflamación “buena” en el área de la infección, que luego promueve la activación de las células NK y fagocitos.

 

La acción de los glóbulos blancos, al igual que las células NK, pueden dar lugar a la activación de una segunda línea de defensa o sistema inmune adaptativo. Este sistema más lento pero específico:

                    Produce anticuerpos específicos para partículas extrañas particulares.

                    Mantiene la "memoria" del ataque para que pueda actuar de inmediato la segunda vez que su cuerpo se encuentre expuesto al mismo agente patógeno.

                    Incluye linfocitos T (T), linfocitos B (B) y células T helper (TH) que también producen citocinas y pueden reconocer células infectadas y destruirlas.

 

Los beta-glucanos son polímeros de glucosa presentes en algas, bacterias, hongos, levaduras y plantas como la avena o la cebada. Son residuos de glucosa conectados a través de enlaces glucosídicos.

Este producto consta de lo más eficaz hasta el momento actual que se ha descubierto para modular intensamente el sistema inmune. Se trata de un fermentado totalmente natural del alga de agua dulce Euglenia gracilis. Su gran peculiaridad es que sus enlaces en la cadena del polisacárido tienen una estructura única, ya que se unen los hexágonos por los carbonos 1 y 3 formando uniones beta-1,3. En este caso no existen uniones beta-1,6 que son algo menos eficaces que 1,3. Esto implica una acción más potente en su estimulación de la cadena de reacciones que se ponen en marcha cuando entra un intruso en el organismo. La estructura molecular, tamaño y peso de los betaglucanos determinan su funcionalidad.

Los 1,3 beta-glucanos forman parte de unas moléculas conocidas por el nombre de “patrones moleculares asociados a patógenos” o PAMPs. Estos son reconocidos por el sistema inmunológico que pone en marcha macrófagos, neutrófilos, células dendríticas y otros. Se reconocen los PAMPs de una gran variedad de patógenos a través de receptores específicos de reconocimiento estándar. Este reconocimiento pone en marcha toda una cascada de respuesta inmunológica.

Los beta-glucanos 1.3 se absorben en el intestino en las placas de Peyer que es tejido linfático. Las células inmunes llave del tejido linfático se unen a los betaglucanos usando receptores de reconocimiento de patrones. Como la dectina-1. Una vez reconocidos como No propios, los macrófagos o células dendríticas, envuelven a los betaglucanos por fagocitosis y eso conduce a la liberación de citosinas y quimiocinas que transportan la información y así comienza la compleja cascada de respuestas del sistema inmune.

Una molécula de betaglucano mide de 1 a 2 micrones, mientras que los procedentes de hongos miden de 2 a 4 micrones y esto representa también una ventaja a la hora de la actuación. Se llaman paramilos.

Estos paramilos tienen una triple acción:

                    Estimulan las células inmunes llave. Los macrófagos y células dendríticas son los primeros en detectar y alertar de amenaza No propia.

                    Potencian el crecimiento de bacterias sanas, como Lactobacillus y Bifidobacterium, donde hospeda la mayoría de las células inmunes del organismo.

                    Un porcentaje muy alto de del sistema inmune reside en el tracto intestinal. Los paramilos protegen la pared intestinal, evitando la penetración de intrusos a través de perforaciones.

Modo de empleo
Adultos: tomar 2 cápsulas al día, con o sin comida. Adolescentes y niños mayores de 10 años: tomar 1 cápsula al día.
Presentación
Cápsulas
Cantidad
50 cápsulas
Indicaciones
Sistema Inmunitario
Sistema
Sistema Inmunitario
Plantas / Componentes
Betaglucanos
4194

M-Gard® (betaglucanos (β-1,3/1,6-glucanos) de levadura Saccharomyces cerevisiae), 250 mg; BetaViaTM Complete (biomasa desecada de Euglena gracilis, >50% betaglucanos (como β-1,3-glucanos), >15% proteínas), 187,5 mg; bisglicinato de zinc (10% zinc), 50 mg; vitamina D3 (colecalciferol, 100.000 UI/g), 20 mg. Excipientes tecnológicos: celulosa microcristalina (agente de carga), c.s. y estearato de magnesio (antiaglomerante), c.s.

Envoltura: polisacárido de origen vegetal (pululano).

No reviews
Natursanix S.L.U Reviews with ekomi.es

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:

Producto añadido a wishlist
Producto añadido para comparar.